ElBuenTono

AGENCIA

Río Blanco.- En la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús celebraron ayer a San Ignacio de Loyola y en su honor, el sacerdorte Helkyn Enríquez Báez, bendijo agua que regalaron entre los fieles como signo sacramental por el que se pide la salud de alma y cuerpo.

Se trata del fundador de la Compañía de Jesús, orden a la que pertenece el actual papa Francisco y se le reconoce por su espiritualidad y milagros.

Al respecto, el padre Enríquez Báez explicó que colocaron el líquido bendito en pequeños envases y se entregaron a quienes lo solicitaron para llevarlo a sus casas 

Refirió que los fieles confían en San Ignacio y le confían su salud, especialmente en tiempos de emergencia sanitaria y situaciones graves.

Hizo notar que a través del agua bendita se puede obtener una gracia particular para el cuerpo o el alma de los fieles, según sea el caso, pero es importante tener fe en Dios e ingerirla cuando se desee.

AmoramarMx Superiberia