ORIZABA.- A pesar de ser días santos, la afluencia de personas en distintos puntos de la ciudad se ha hecho visible, principalmente en los centros comerciales e iglesias del Centro.

La ciudadanía decidió salir en mayor medida desde el pasado Jueves Santo, si bien no pudieron realizar las visitas sí acudieron a la Catedral o a alguna parroquia como parte de la tradición.

El Viernes Santo no hubo Viacrucis en caminata, sólo el paso de camionetas con la imagen de Cristo con la cruz a cuestas y nuevamente se visualizo a la ciudadanía en las calles. Los centros comerciales lucieron con un gran número de ciudadanos desde muy temprano y hasta un par de horas después del medio día; por la tarde, las calles del Centro Histórico lucían con menos gente y algunas más de ellas prácticamente desiertas.