• Valuada en 7 mdd

CDMX.- Tras la detención del ex gobernador de Chihuahua, César “D”, la familia del cantante Juan Gabriel busca adherirse a las denuncias penales que existan contra el ex priista o en contra de quien resulte responsable de apropiarse la obra Retrato de María Félix, pintada en 1949 por Diego Rivera.
Señalan que Juan Gabriel y el ex mandatario chihuahuense eran amigos, aunque no está claro cuándo inició esa relación ni si en algún momento terminó, pero dicha amistad propició que un día, probablemente poco antes de su muerte, ‘El Divo de Juárez’ le confiara dicha obra valuada de manera informal en unos cinco o siete millones de dólares.
Luego de la muerte de Juan Gabriel, la familia descubrió en los documentos personales del artista que la pieza estaba en resguardo del entonces gobernador.
Ese año, en 2016, el albacea de Alberto Aguilar, Guillermo Pous, le pidió la devolución de la obra, no se negó y, en teoría, se iniciaría el proceso de retorno.
Fue entonces cuando iniciaron las investigaciones en contra de César “D” por delitos de peculado, peculado agravado y enriquecimiento ilícito y la familia del cantante no volvió a saber de ese amigo.
De modo que el paradero de la obra, que tiene la declaratoria de Monumento Artístico, sigue siendo un misterio; aunque ahora se sabe que sí perteneció a Juan Gabriel, que fue el propio cantante quien le pidió al ex gobernador César “D” que lo resguardara y, se sabe, que terminó en manos de un colaborador cercano al ex mandatario, quien condicionó su devolución a la familia del cantautor.