Omealca.- Un carro cañero que transportaba un cargamento de materia prima hacia un ingenio de la región cerró la circulación vial al correr el riesgo de volcarse en la carretera estatal Omealca-Tezonapa, tras hundirse en una zanja aperturada para la introducción de fibra óptica de una empresa de telefonía.

El operador brincó del camión al darse cuenta de que las llantas traseras del lado izquierdo se enterraron y estaba a punto de una desgracia.

Personal de la misma empresa de telefonía apoyado con maquinaria pesada laboró durante largo rato para rellenar el hueco y evitar que el camión Chevrolet volcara.

El incidente ocurrió poco después del mediodía de ayer martes, cuando un camión Chevrolet rojo circulaba sobre la carretera estatal Rancho-Nuevo-Córdoba, sobre la carretera estatal.

Frente a la parada Copa de Oro o El Jobo, el carro cañero se hundió del lado izquierdo al cruzar por un tramo habilitado por personal de telefonía para reactivar la circulación que cerraron para enterrar fibra óptica.