• Para reducir movilidad
  • Funcionarios y vendedores acordaron instalar módulos para lavado frecuente de manos, que contarán con agua y jabón para uso de los clientes.


Fortín.- El próximo miércoles el tianguis de Fortín permanecerá cerrado, a fin de reducir la movilidad de las personas y disminuir los contagios de COVID-19, que aumentaron en la región.
Lo anterior se determinó durante una reunión entre las autoridades municipales y representantes de los seis grupos de vendedores que se instalan cada semana en el lugar.
Los involucrados estuvieron de acuerdo en la determinación, debido a que se espera una mayor afluencia de personas por el inicio de El Buen Fin, lo que pone en peligro a la población.
Refirieron que con el inicio de la pandemia el lugar estuvo cerrado durante cinco meses, pero que tras el ingreso a la nuena normalidad reabrieron los locales cumpliendo con los protocolos de salud indicados.
Hicieron notar que analizarán el comportamiento de la pandemia durante los siguientes 14 días, a fin de tomar una nueva decisión para no afectar la economía de los tianguistas.
También acordaron que cuando se reabran los puestos, los comerciantes incrementarán las medidas sanitarias, entre ellas trabajar al 50 por ciento de su capacidad, instalación de filtros sanitarios, verificación de temperatura y uso obligatorio del cubrebocas, entre otras.