Advirtieron organizaciones y comunidades indígenas de la península de Yucatán que desaprueban la consulta y la construcción del Tren Maya que el próximo gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretende realizar en el sureste mexicano.

Nos desagrada por cuanto que violenta los derechos indígenas de los que somos sujetos y que están consagrados en nuestra Constitución Política, sostuvieron.