• Denuncia estancada en la FGR
  • Recibieron contratos y cobraban millones como arrendamiento

Ex trabajadores de Transportadora Isabel SA de CV (Chabelos), ratificaron sus acusaciones en contra de sus ex patrones Emilio y Sergio Bueno González (hijos del fallecido Emilio Bueno Lázaro), quienes a través de contratos privilegiados defraudaron y saquearon a Petróleos Mexicanos (Pemex).
Los quejosos, quienes se dijeron despedidos injustificadamente, dialogaron nuevamente con reporteros de El Buen Tono y confirmaron que “Los Chabelos” recibieron millonarios contratos bajo el esquema de arrendamiento, lo cual les permitía que aunque las unidades estaban paradas, facturaban y cobraban puntualmente.
Una vez más recordaron que por este hecho existe una denuncia en la Fiscalía General de la República (FGR) que está detenida por razones que se ignoran, misma que en 2006 interpusieron los cuatro diputados federales integrantes de la Comisión Especial para la Investigación del caso de los hermanos Bibriesca.
A solicitud expresa del reportero, quien les pide narren como se realizazaba este fraude, explican con lujo de detalle que los Chabelos fueron contratados por arrendamiento para transportar combustibles, pero por tráfico de influencias no hacían dichos viajes, luego entonces todo era ganar, ganar, puesto que los camiones no se movían, no sufrían desgaste, no consumían combustible, tampoco tenían que pagarle a un operador, ni casetas, pero el pago de Pemex a esta empresa era puntual cada mes.