• Desconoce la Constitución y evidencia su ignorancia

Orizaba.- En una evidente muestra de ignorancia y desconocimiento de la ley, el alcalde Igor Rojí López afirma que la Reforma Electoral que aprobaron él y su Cabildo de ninguna manera priva a los veracruzanos del derecho de remover al Gobernador, sin embargo la nueva legislación establece que “No podrán ser objeto de consulta popular (…….) la permanencia o continuidad en el cargo de los servidores públicos de elección popular”.
Es decir, sí quedó suprimida la posibilidad de que el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, sea sometido a la revocación de mandato en 2022, gracias a todos los ediles del estado que votaron a favor de las reformas a la ley electoral y a la Constitución.
El Buen Tono dice la verdad. Antes y ahora corroboramos la información y tampoco mentimos cuando mencionamos que los orizabeños llaman al presidente municipal, “traidor” y lo comparan con Judas Iscariote
Basta consultar la Constitución Política del Estado de Veracruz, en su artículo 15 fracción V, inciso C, la cual suprime la posibilidad de revocación de mandato para el jefe del Ejecutivo del estado y de todos los funcionarios de elección popular.
Marlon Ramírez Marín, presidente estatal del PRI declaró a los medios de comunicación que Rojí López se comunicó con él para decirle que recibió una llamada del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos; aunque a decir del propio alcalde, su voto fue pensando en que esta reforma también permite la reelección de alcaldes, lo que según él, es benéfico para el municipio, aunque orizabeños como el Médico, Raúl López Mendoza; el comerciante, Leonardo Arenas Moreno y el obrero, Jesús García García, opinan que la extensión del mandato municipal a los únicos que beneficia es al círculo de empresarios que se comparten el poder municipal trienio tras trienio.