Orizaba.- En Orizaba no se hace valer el interés superior de los menores; por lo contrario, el presidente municipal, Igor Fidel Rojí López, sale en defensa del titular de la Procuraduría para la Protección del Niño, la Niña y el Adolescente del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Alfredo Luna Toral, acusó por enésima ocasión, la integrante de Marea Verde en las Altas Montañas, Luz María Reyes Huerta. 
Recordó el caso de Dulce María Espíndola Beristáin a quien le fue arrebatado de sus brazos con violencia, un hijo. Los hechos ocurrieron en Orizaba, pero el día que buscó la intervención del alcalde, lejos de iniciar una investigación la encaro y de manera muy tajante le dijo que hiciera lo que quisiera y no conforme con ello, su departamento legal interpuso un amparo. 
Aseguró que Luna Toral actúa en contra de la protección de los derechos de los menores, por ejemplo, en este caso la madre desconoce si su pequeño está siendo alimentado adecuadamente, si se ha enfermado o si lo mantienen en casa para evitar que se contagie del SARS-CoV-2, por lo que vive en constante zozobra. 
La feminista dijo que ante el comportamiento de las autoridades municipales y las del DIF, decidió demandar ante la Fiscalía en Contra de Servidores Públicos, pero ahora los juzgados están cerrados por lo que tendrá que seguir esperando, “sin embargo, es innegable que hay encubrimiento al Procurador del DIF”.