La pandemia del Covid-19 golpea al centro comercial Santa Fe, el más grande y completo de la Ciudad de México, Latinoamérica y uno de los 20 más grandes del planeta.
Sus más de 500 locales están cerrados, a excepción de la tienda de víveres, el amplio estacionamiento luce vacío, los autos que se ven son de las personas que salen a comprar los alimentos. Por el momento el glamour está guardado.