XALAPA.- El Instituto Nacional de Geografía e Informática (INEGI) asegura en un censo que el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares dejó una grave crisis de Derechos Humanos en Veracruz.

A través del Centro Nacional de Derechos Humanos federal 2018, detalla la distribución porcentual de las solicitudes de queja en la que resultaron afectados.

 Durante el minigobierno de Yunes Linares, la entidad ocupó el primer lugar nacional en el número de quejas hechas por periodistas, indígenas y migrantes.

En el caso de los periodistas de las 320 quejas el 9.7 por ciento ocurrió en el estado de Veracruz, de población migrante, con un 24.2 por ciento de las tres mil 334 peticiones.