Orizaba.- Alcalde, Síndico, Tesorero, director de Obras Públicas, la regidora de Hacienda y el Contralor municipal de Orizaba comparecieron ayer ante la Dirección Jurídica  del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS).

Esta audiencia es en  cumplimiento a la notificación hecha al Ayuntamiento por presunto daño patrimonial de $971 mil confirmó el departamento jurídico municipal.

Tal como estaba previsto en la notificación, el alcalde Hugo Chahín, el síndico Guarino Castelán, el tesorero José Manuel Barquet Agís, el director de Obras Públicas Luis Rojí, la regidora de Hacienda municipal Ana Luisa Castillo y el Contralor Alberto Pino se presentaron a las once de la mañana a la cita.

La encargada del departamento jurídico municipal América Argumedo Domínguez, confirmó en entrevista la comparecencia de los servidores públicos y agregó: Se presentaron las pruebas que demuestran que no hubo tal “presunto” daño patrimonial.

Fue claro el reporte jurídico en torno a que no hay ningunas observaciones del ORFIS para el Ayuntamiento en torno a que habría desvío de recursos, sino que se basan en presunto daño patrimonial por la forma en cómo se contabilizó o se hizo el reporte financiero.

Como se recordará a finales de enero pasado, el Congreso local hizo público el informe de que entre los 39 municipios con observaciones de presunto daño patrimonial estaba Orizaba, sin embargo, fue a mediados de febrero cuando se notificó oficialmente.

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono