Washington.- El Senado de Estados Unidos, bajo control demócrata, superó ayer jueves las trabas de varios líderes de la oposición y aprobó una medida que abre el debate formal sobre un proyecto de ley demócrata para el control de las armas en el país.

Con 68 votos a favor y 31 en contra, el Senado avaló, con la ayuda de varios republicanos, iniciar el debate sobre un proyecto de ley demócrata -apoyado por la Casa Blanca- que, entre otros elementos, ampliaría los antecedentes penales para los compradores de armas y otorgaría financiación adicional para la seguridad en las escuelas.

El citado proyecto de ley (S.649), impulsado por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, no incluye la prohibición de las armas de asalto, aunque Reid dijo que habrá debate sobre enmiendas relacionadas con la citada prohibición y de cargadores largos.

 

Agencia