Córdoba.- La primer comandancia de la Agencia Veracruzana de Investigación (AVI) presentó a declarar ante el fiscal norte del Ministerio Público a un tercer trabajador de la taquería ‘El Buen Pastor’ quien es hermano del propietario, con el fin de agotar todas las líneas de investigación posibles y tratar de dar con el homicida de quien en vida se llamó César Jiménez Graciano. 

Y es que elementos ministeriales tratan de descubrir el móvil del crimen del taquero, quien recibió un disparo de arma de fuego calibre 9 mm a la altura del corazón, que fue lo que le arrebató finalmente la vida, según consta en el resultado de la necropsia de ley realizado por médicos forenses de la Procuraduría General de Justicia. 

Familiares del infortunado que fuera asesinado por un solitario gatillero la madrugada del miércoles cuando recogía una lona en las afueras de la taquería ‘El Buen Pastor’ ubicadas en la avenida principal de La Luz Francisco I. Madero y calle 8, ya reclamaron sus restos para ser sepultado según sus tradiciones. 

Hasta el momento, efectivos de la AVI se encuentran trabajando en las líneas de investigación que les permitan dar con el autor material del crimen, sin que hasta el momento cuenten con la identidad del homicida, el cual fue descrito como una persona morena, de complexión regular, cabello corto y que vestía con ropas negras. 

ELEUTERIO ESPINOZA 

EL BUEN TONO