Córdoba.- Martha Castillo Cocoletzi madre del pequeño, a quien nombrarían Luis Fernando, o como ella le llama “Nandito”, y que murió de forma extraña en el Hospital Regional de Córdoba, exigió a las autoridades ministeriales agilizar las investigaciones contra el nosocomio.

A casi tres meses de haber puesto la denuncia contra quien resulte responsable de haber cometido una negligencia médica, hasta el momento no se ha hecho justicia.

En entrevista con El Buen Tono, la madre lamentó que el Ministerio Público les esté dando largas, pues a pesar de haber solicitado la exhumación del cuerpo para practicarle una autopsia no han querido realizarla.

Además de que el hospital tampoco ha querido entregar la documentación solicitada por las autoridades para la investigación que se está llevando a cabo.

La madre aseguró que no descansará hasta que se haga justicia y que pague quienes deban de pagar por la muerte de su hijo, asegura que hasta en la certificación de su muerte pusieron irregularidades.

Recordó que el pasado 7 de junio de este año, a tan solo dos días de haber nacido, le entregaron en este hospital a su hijo fallecido, quien primeramente le dijeron que fue por una deformación en un pulmón, pero en su reporte médico nunca lo mencionan.

Castillo Cocoletzi interpuso una denuncia ministerial que data en el Ministerio Público, Sector Sur, con número de averiguación previa 877/2012/1, al estar completamente segura de que un descuido de los médicos causó la muerte de su bebé.

Castillo Cocoletzi mostró los diagnósticos expedidos por el doctor Ramírez García, del Centro de Salud de Fortín, los cuales especifican que tanto la salud de ella como la de su bebé, se encontraba en perfecto estado, aunado a que en el Hospital Yanga, documentos que ya fueron ingresados como pruebas al expediente de la denuncia ministerial señalada a quien resulte responsable.

Una prueba más de la posible negligencia, la cual también ya fue presentada ante el M.P. es el certificado de nacimiento del menor, donde se especifica que nació a las 16:53 horas del día 5 de junio, pesando 3 kilos con 850 gramos, y midiendo 48 centímetros, en perfecto estado de salud.

 

Miguel Ángel Contreras Mauss

El Buen Tono