Ciudad Mendoza.- Un jubilado de Petróleos Mexicanos se presentó ante la Agencia del Ministerio Público para interponer una querella en contra de dos de sus sobrinos por el delito de robo de dos pantallas plasmas y 20 mil pesos en efectivo luego de haber forzado su portón para ingresar a su vivienda.

El agraviado de nombre Arturo Orozco Castro, de 63 años de edad, quien vive en la calle Guadalupe Victoria de la colonia Unión Moderna, dijo que él se encontraba de vacaciones desde el pasado 25 de marzo; se encontraba en el norte del país acompañado por dos de sus hijas y la vivienda permaneció sola.

Regresaron a su domicilio el pasado 11 de abril y pudieron darse cuenta que el portón había sido forzado, al ingresar se percataron del robo que habían sufrido; pues ya no estaban los televisores y el dinero que tenía guardado en un cajón.

El hombre y las mujeres salieron a preguntar a los vecinos, quienes dijeron no saber nada de lo sucedido, pero hubo quien les informó que durante dos días -de los cuales no recordaba la fecha exacta-, las luces de una de las habitaciones permanecieron encendidas.

El jubilado acudió a interponer la querella en contra de Julio Montero y José Julián de 28 y 23 años de edad, mismos quienes son hijos de la hermana del afectado, esto luego de que un conocido le informara que estos jóvenes estaban vendiendo pantallas de plasma por lo cual compró una y se la llevó al afectado, mismo quien comprobó que se trataba de la suya al corroborarlo con las facturas de compra.

Arturo Orozco, pidió al Agente Jaime Pizano realicen las pesquisas correspondientes a fin de comprobar si efectivamente fueron sus sobrinos quienes ingresaron a su vivienda a cometer el ilícito.

 

ANABEL F. SALAZAR

El Buen Tono