Superiberia

La ausencia de esas divertidas mascotas que acompañaron nuestras golosinas favoritas se debe a la puesta en marcha de la segunda fase de la NOM-051, que primero hizo que las compañías fabricantes de alimentos y bebidas agregaran sellos octagonales a sus empaques y que, en una segunda parte, que comenzará en abril, les obligará a eliminar los personajes caricaturescos que, según autoridades y otros especialistas, hace que los niños busquen consumir productos con alto contenido de azúcares, grasas o sodio.

Por más que adelgazaron, no fue posible que personajes como el Tigre Toño o el elefante Melvin, impresos en las cajas de cereal Zucaritas y Choco Krispis de la marca Kellogg, pudieran mantenerse en los anaqueles; la compañía que los fabrica ya eliminó gran parte del producto con dichos personajes, a excepción de Mezcladitos, donde todavía se observa a sus mascotas en la cubierta.

Vecino