Investigadores de la Universidad de Texas descubrieron que un tipo de células de la sangre del cordón umbilical podrían funcionar como tratamiento en personas con leucemia.

“El tratamiento de células asesinas naturales derivadas de un receptor de sangre del cordón umbilical dirigido a una sustancia de sistema inmune”, explicaron, “dio respuestas clínicas en pacientes con linfoma no hodgkiniano, recidivante o refractario y con leucemia linfocítica crónica”.