Orizaba.- La temporada de calor, donde el termómetro marca entre 30 a 36 grados centígrados en esta región, representa un considerable riesgo para aquellas personas que sufren algún padecimiento psicológico, ya que el calor tiende a aumentar el riesgo de intentos de suicidio, y desencadena otras enfermedades mentales, reconoció el director del Hospital Mental, Javier García García.

Precisó que es durante la temporada de primavera y verano cuando el ser humano, al estar rodeado de una serie de situaciones inestables, aunado a la falta de estabilidad emocional, genera desde depresiones, estrés y mal humor, hasta intentos de suicidio, siendo necesario que familiares o allegados a este tipo de personas tomen las prevenciones necesarias, más aún cuando existen problemas en el entorno laboral y económico.

“Es en esta temporada de calor cuando la tendencia al intento de suicidio, o suicidio como tal, se presenta frecuentemente; sin embargo, antes de llegar a esta fase se presenta ingobernabilidad, soledad, estrés y violencia, por lo que es necesario buscar atención psicológica para que con terapias se supere la situación”.

Reconoció que de marzo a la fecha, se han atendido en el área de psicología a 17 pacientes que han determinado consultar al especialista ante la gravedad de problemas que los agobian, principalmente basados en situaciones sentimentales y económicas.

“Desafortunadamente el factor económico, así como los problemas de pareja, ocasionan en algunas personas el intento de suicidio al determinar que no hay solución; ahora, con las altas temperaturas, también la inestabilidad emocional en la mayoría de las personas prevalece como estrés, que a su vez genera violencia con el entorno que le rodea, así como en el núcleo familiar”.

Explicó que existen tratamientos médicos y naturales para prevenir estas situaciones, como portar una botella de agua para refrescar el organismo, además de que el vital líquido, así como el refresco, ocasionan una satisfacción de frescura, causando una estabilidad emocional para evitar perder la cordura y llegar hasta situaciones como el suicidio.

 

Carlos Guevara

El Buen Tono