ACULTZINGO.– El alcalde de Acultzingo, René Medel Carrera, dio a conocer que el conflicto que se presentó en el municipio de Cañada Morelos entre elementos de la Policía Estatal de Puebla y ciudadanos de su municipio se debió a que una empresa privada invadió y dañó las tierras de un habitante, mismo que aún se encuentra detenido y se espera que a la brevedad sea puesto en libertad.

“Lo que sí quiero que quede bien claro es el asunto de las altas montañas, que habían dicho que gente del municipio de Acultzingo había retenido siete personas de una corporación privada y lo cual fue cierto, sí estaban ahí, pero no estaban privadas de su libertad”, dijo.

Puntualizó que él mismo los entregó a un médico legista y a la presidenta municipal de Cañada Morelos, María de Lourdes Carrera, en la Junta Auxiliar del municipio de Buenavista, en Puebla.

“Se hizo un acta donde las personas fueron entregadas totalmente ilesas, sin problemas regresaron a sus hogares”, afirmó.

Mencionó que este problema se originó debido a que una empresa invadió los terrenos de un ciudadano de Acultzingo, el cual se encuentra detenido y que responde al nombre de Evaristo Rodríguez Lezama.

“La situación es porque una empresa que anda por ahí trabajando en la zona invadió una propiedad de un ciudadano de Acultzingo, la empresa va a reconocer los daños y se hará una auditoría para que se esclarezca todo, según hoy ya sale la persona de la cárcel, nuestro vecino don Evaristo Rodríguez Lezama”.

Medel Carrera descartó que ciudadanos de Acultzingo hayan participado en la quema de una patrulla de la Policía Federal División Seguridad Regional sobre la autopista Puebla-Córdoba, a la altura del kilómetro 226.

“También dijeron por ahí que era gente de Acultzingo, lo cual no es así y les vuelvo a decir, nosotros no fuimos, fue gente de otros municipios de por allá”.

En otros temas y en el marco del Día Internacional de la Mujer, reveló que de cada 10 mujeres que habitan en Acultzingo el 50 por ciento son víctima de violencia, y se acentúa principalmente en las comunidades, pero a pesar de ello no se puede proceder como se debe porque los principales agresores son sus parejas; “ya que el miedo las paraliza y solicitan que sus esposos, ya detenidos, sean liberados, puesto que temen que cuando salgan les vaya peor”.

Por lo que el alcalde hizo el llamado a los hombres de este municipio a ser más solidarios con las mujeres, toda vez que aunque ellos se van al campo cuando regresan tienen comida caliente y esperan que alguien le sirva, cuando en realidad tendrían que estarlas ayudando.