ads

CÓRDOBA.- Pese a que actualmente entró en vigor la Fase 3 de la pandemia por el nuevo Coronavirus (Covid-19), cientos de mexicanos siguen saliendo a las calles, desobedeciendo el llamado de las autoridades a guardar el confinamiento, lo que a decir del líder evangelista, Alfredo Luna Murillo, se debe a la falta de programas federales y estatales, lo que está orillando a la población a salir a buscar algo para llevar a sus viviendas.

El presidente del Consejo Representativo de Iglesias Evangélicas en el Estado, apuntó sobre el despido masivo que se ha dado en cientos de empresas, la falta de un ingreso ha hecho que muchos cambien de giro y se dediquen a la venta informal, como una forma de ganar un extra.

*el tip
HAY NECESIDAD EN LA POBLACIÓN
Pese a estar en Fase 3, el líder evangelista, Alfredo Luna Murillo, consideró que será casi imposible que las familias acaten las disposiciones sanitarias por la necesidad de comer.

Esto no sería así, dijo, si la Federación y el estado trabajarán en conjunto con la creación de programas acertados, sobre todo dirigidos a los sectores más vulnerables, entonces no tendrían necesidad de salir a las calles.

Con base en esto, consideró necesario que las autoridades implementen un plan nacional emergente para los sectores más afectados, lo que a su vez impedirá que en algún momento la economía se detenga.

“La gente necesita comer, alimentos; la solidaridad y obediencia son factores claves para combatir la crisis”.

ads