Orizaba.- Las fugas de gas en la ciudad disminuyeron hasta en un 70 por ciento debido a la constante inspección que se realiza a las compañías gaseras, informó el comandante de bomberos, Manuel Jiménez Cadenas.

Dijo que durante el primer semestre del año se tuvo un total de 30 y de allí a la fecha se tienen registradas aproximadamente 10.

Precisó que esto consiste principalmente en la concienciación que el departamento realiza entre los empresarios gaseros, así como de las consecuencias que pudieran generarse, logrando con ello una mejor atención, sin embargo, aún se debe trabajar más en la corrección de los cilindros porque algunos se encuentran dañados a pesar de ser restaurados con pintura.

“Tenemos un registro de fugas de gas en lo que va del año de 40, esto ha disminuido en comparación con el año pasado y anteriores en los que atendíamos más de 115 servicios; para resolver esta situación se ofrecen cursos de capacitación en los que se explica detalladamente las consecuencias por descuidos”, indicó,

Reconoció que las fugas ocurren en su mayoría porque los tanques están dañados de la válvula, presentan corrosión o por el maltrato por parte de los empleados que prácticamente avientan las estructuras sin pensar que está afectándolos.

Añadió que aún persiste el desinterés por parte de las empresas gaseras ante el plan operativo que ofrece Bomberos en el retiro de los tanques inservibles a cambio de un monto económico que les serviría como apoyo.

“En cada servicio de fugas de gas al que acudimos, mi personal se expone a un flamazo o explosión que puede dañarlos. no es nuestra responsabilidad atenderlas, porque depende de la Secretaría de Energía realizar los operativos de supervisión necesarios”, dijo.

 

Carlos Guevara

El Buen Tono