No hay espacio para una exposición y análisis detallados de la reforma constitucional de telecomunicaciones presentada el día de ayer, pero sí para plantear temas importantes que incluye el tan prometido documento.

Ifetel. Se crea el Instituto Federal de las Telecomunicaciones (Ifetel) que sustituiría a la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), como órgano autónomo con personalidad y patrimonio propios y que absorbería las facultades en materia de competencia económica que hoy ejerce la Cofeco.

Así, dentro de sus facultades, tendría las siguientes: otorgar y revocar concesiones en materia de radiodifusión y telecomunicaciones; imponer límites a la concentración nacional y regional de frecuencias; al concesionamiento; a la propiedad cruzada de medios de comunicación y a ordenar la desincorporación de activos. La política digital queda en manos del Ejecutivo federal. Sus sesiones y resoluciones serían públicas y rendiría cuentas a los poderes Ejecutivo y Legislativo. Estaría integrada por siete comisionados designados por el Ejecutivo federal con la ratificación del Senado y durarán nueve años en su encargo.

Un grave problema que contiene la iniciativa comentada, es que lejos de eliminar la doble ventanilla, la eleva a rango constitucional; ahora resulta que el Ifetel otorgaría, revocaría o autorizaría concesiones PREVIA opinión no vinculante del Ejecutivo federal, igual que hoy sucede con la Cofetel y Comunicaciones y Transportes. Como que no se animaron a emancipar a este órgano. Falsa autonomía.

Por otro lado, la iniciativa presentada también incluye 17 artículos transitorios:

—Se abre al 100% la inversión extranjera directa en telecomunicaciones (hoy se limita a 49%) y a 49% en radiodifusión (hoy está completamente prohibida).

—Se permitirá a todos los concesionarios prestar todos los servicios, (aquí entraría Telmex con la posibilidad de prestar televisión si cumple con las medidas asimétricas que se le impongan).

—Se considerarán agentes preponderantes a quienes tengan más de 50% de usuarios en un mercado.

—Se agregarán sanciones penales a conductas anticompetitivas.

—El Ifetel tendrá 180 días para desagregar la red local del agente preponderante en telefonía, televisión de paga e internet fijo.

—El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) establecerá tribunales especializados en materia de telecomunicaciones.

—El Ifetel hará la convocatoria a por lo menos dos nuevas cadenas de televisión con cobertura nacional.

—Telecomunicaciones de México operará la concesión de red pública de telecomunicaciones de la CFE, pero respetando la propiedad de la fibra óptica.

—Se expedirá un Programa Nacional de Espectro Radioeléctrico que garantizará el uso óptimo de las bandas 700 MHz y 2.5 Ghz.

—Se emitirá un plan de trabajo para disminuir la separación entre estaciones de radio y televisión.

*Presidenta de Observatel y profesora de la Universidad Iberoamericana. Esta columna refleja la posición personal de la autora twitter @soyirenelevy