Córdoba.- La Diócesis de Córdoba se dijo respetuosa de la decisión que tomara el alcalde Francisco Portilla Bonilla, de separarse de su cargo, para ir en busca de la candidatura a la diputación local por este distrito 16; “es un fenómeno que ocurre en todo el estado”.

Ante la autorización del Congreso Local, a partir del 31 de marzo, Portilla Bonilla dejará de ser quien encabece el Gobierno municipal, en ese sentido el obispo Eduardo Patiño Leal, señaló que vienen nuevos retos para la ciudad, principalmente para los nuevos funcionarios que vendrán a servir al municipio.

El jefe de la iglesia católica de la zona Centro, dijo que sólo resta darle la bienvenida al nuevo alcalde interino, Guillermo Rivas quien se encargará de administrar las riendas del municipio por los próximos meses.

Y en cuando al proyecto político que emprenderá Portilla, Patiño Leal señaló que será la ciudadanía quien lo evaluará, ya que la población será la encargada de elegir al candidato que mejor les convenza en las próximas contiendas electorales.

Ricardo Jácome 

Zavaleta

El Buen Tono