El hecho de que la Marina no detenga a un lavador no exime a éste de que sea un delincuente.

“El Chapo” anda suelto, y no porque no lo hayan podido encontrar deja de ser narco, es decir, que todos los lavadores de dinero sucio que andan sueltos y que la Marina o cualquier otra autoridad no los haya detenido no con eso dejan de ser delincuentes que lucran con el dolor humano y que son parte de la mafia.