in

El minutero

Superiberia

EL HOMBRE LOBO

El pasado 14 de diciembre, indígenas que conforman el Frente Campesino Independiente Emiliano Zapata (Freciez) en Campeche, hicieron justicia por mano propia y derribaron lo que consideran -y todos coinciden con ellos- como un monumento a la corrupción, la impunidad y el latrocinio. Se trata del busto que el ayuntamiento panista de Campeche había colocado en homenaje a Juan Camilo Mouriño, quien fue secretario de Gobierno del calderonismo.

 Mouriño Terrazo era el sucesor que el panista Felipe Calderón preparaba para el relevo presidencial del 2012 pero el proyecto se frustró pues el funcionario pereció en un accidente aéreo que generó mil especulaciones. Sin embargo, más allá que los calderonistas lo consideren como una especie de héroe, los ciudadanos campechanos lo ubican en su lugar: un empresario-político voraz cuya familia hizo su fortuna al amparo del poder y la impunidad.

Los Mouriño son dueños de empresas y terrenos en el sureste del país, muchos de ellos adquiridos bajo una estela de corrupción, y especialmente de agravio a los dueños originales de las tierras. De ahí que en el contexto del 125 aniversario del asesinado del caudillo maya Jacinto Canek, un héroe verdadero, los indígenas aprovecharon para tumbar la estatua de Mouriño y colocar en su lugar una cabeza de cerdo. 

La historia campechana sirve para recordar el incumplimiento del alcalde de Tierra Blanca, el panista Tito Delfin Cano, quien al obtener el triunfo en el año 2010 hizo la promesa de derribar la estatua que se colocó en ese municipio en honor del ex gobernante estatal, aquel que no debe ser nombrado, desde el año 2009.   El busto fue elaborado en bronce por el escultor poblano Bernardo Luis López-Artasánchez, quien hizo el negocio de su vida en el sexenio fidelista pues labró varios monumentos, incluyendo el del ex presidente Vicente Fox Quesada que se colocó en un bulevar de Boca del Río.

 Esa efigie fue lazada, derribada y arrastrada por hordas priistas, bajo la orden del propio innombrable, inmediatamente después de que Fox Quesada dejó el poder. Pues bien, el busto del innombrable sigue de pie en Tierra Blanca, junto a un complejo deportivo que también lleva su nombre. Esa fue una de las últimas burlas que el ex presidente municipal, José Alfredo Osorio Medina, primo del ex gobernante hizo a los terrablanquenses, y con el interés de  alimentar la megalomanía de su pariente que en ese tiempo estaba con “todo el poder en la mano”, como él mismo presumía.

 En su campaña electoral, el panista Delfín Cano prometió que organizaría a una cabalgata para lazar el monumento y arrastrarlo por las principales calles del pueblo y después arrojarlo en un basurero o a un río de la localidad. Nada de eso ha cumplido. Recientemente uno de sus compañeros de partido le preguntó el motivo por el cual la efigie del innombrable sigue de pie, aún cuando también es un signo de latrocinio, impunidad y delincuencia, y sin sonrojarse siquiera Delfín le confió: “porque él sigue mandando en Veracruz”.  Vaya confesión, aunque eso  no es un secreto pues todos saben que en determinadas regiones de la entidad, el innombrable sigue haciendo su voluntad y sigue decidiendo futuros y políticas como si continuara despachando en Palacio de gobierno. 

Sea una cosa u otra, el monumento que es una afrenta para todos los veracruzanos que padecen las secuelas de uno de los sexenios más negros en la historia de la entidad, ahí sigue: de pie e impune. Pero el caso de Tierra Blanca remite a otro peor que afortunadamente no se concretó. Dicha estatua no era la única que se elaboró del innombrable y que se pretendía colocar en público. Hubo una segunda, de cuerpo entero y con un cetro en la mano -¡imagínense a donde llegó la locura!- que se iba  a instalar en el Acuario de Veracruz para alabar “la grandeza” del que en ese tiempo gobernaba.

 El ominoso monumento no fue colocado porque  las circunstancias adversas que rodearon al financiador de la estatua. La pista del pagador de la estatua, elaborada en cera y que sería puesta en el Museo de Cera del Acuario de Veracruz la dio un diario capitalino que en sus comentarios trascendidos ubicó al pagador de la efigie al “Rey de la Mezclilla”, Kamel Nacif Borge, famoso por sus nexos con el pederasta Jean Succar Kuri y la complicidad con el ex gobernador de Puebla, Mario Marín, a quien bautizó como “El Gober Precioso”, para encarcelar a la escritora Lydia Cacho en el año 2005.

 Amigo y mecenas del innombrable, Nacif Borge también quiso complacer la megalomanía del innombrable pero se les cebó por el escándalo que estalló a su alrededor del “Rey de la Mezclilla”. De no ser así, allí estaría en el Acuario de Veracruz, recordando a jarochos y visitantes el sexenio negro.  Y lo que son las cosas, en su lugar ahora está una estatua de tamaño gigante del Hombre Lobo que forma parte de la colección de monstruos del museo de cera. ¿Será analogía de un monstruo por otro?

 

NIMIEDADES

Los integrantes del Congreso estatal necesitan en qué ocupar su tiempo y calentar las neuronas. Las últimas acciones de los diputados dan pena ajena y reflejan que es la Legislatura de las ocurrencias: ya aprobaron considerar al Aedes Aegypti, el mosquito transmisor del dengue, como un terrorista y dispusieron que se use la fuerza policiaca para atacarlo, incluyendo el uso de la fuerza policiaca para allanar los domicilios en búsqueda de su escondite, como si fuera el criminal más buscado que hasta conculcarán las garantías individuales que establecen la inviolabilidad de los hogares.

 Después una diputada priista propuso sancionar a todos los que se les ocurra colocar en sus casas, domicilios, automóviles o negocios el escudo de Veracruz porque será considerado como tótem sagrado que sólo los iluminados podrán tener acceso a él. Y por si fuera poco, el dantista Armando Méndez de la Luz propone la Ley de Paternidad Responsable para velar por todos los hijos fuera del matrimonio para que se vele que sean bautizados y enrumbados a la fe cristiana, aunque no tengan qué comer. ¿Los señores diputados no se darán cuenta que hay temas más importantes que la bisutería?

¿Y la deuda pública que asfixia a todos, y los malos servidores implicados en declaraciones de criminales, y la falta de resultados en la Procuraduría de Justicia, y las maletas voladoras con millones de pesos, y los alcaldes y ex alcaldes que han saqueado el peculio municipal?. Nada, silencio total. Esos son los representantes populares que recurren a nimiedades para evitar ejercer su función de fiscalizadores del Ejecutivo estatal y rehuir del compromiso de velar porque no se roben el dinero, no abusen del poder y haya equilibro de poderes.

 

MALA ADQUISICIÓN

Mucha tinta ha corrido en estos últimos días en torno a las movilizaciones que diversos grupos sociales han hecho, algunas de ellas con el bloqueo de vialidades y la generación de caos vehicular, sin que la autoridad pudiese hacer algo al respecto. Lo acontecido no sólo  es muestra del hartazgo de los ciudadanos sino también de la incapacidad gubernamental tanto para responder a expectativas de los mismos. Más aún, revela que no hay una acción que anticipe los conflictos y los solucione antes de que estallen.

 ¿Qué se ha hecho ante situaciones extremas como la paralización de la comunicación terrestre en el sur de la entidad?. Nada más que recurrir a una campaña de saliva. En voz de funcionarios estatales se lanzaron ajos y cebollas contra un empresario constructor que, según ellos, está detrás del bloqueo de seis carreteras  y el cierre de válvulas en la presa Yuribia, en el sur del estado, que azuzó para chantajear a la administración estatal con el fin de conseguir contratos de obra pública. 

De de ahí nada. ¿Qué ha hecho el multipublicitado Enrique Ampudia Melo, que ocupa la subsecretaría de Gobierno?. Lo que se ve,  no se pregunta, diría el filósofo de Ciudad Juárez, ya el funcionario se la pasa en la hamaca mientras que en la entidad no hay labor de inteligencia para anticipar los hechos, no hay escenarios de riesgo y mucho menos política de solución previa al conflicto. 

Todo lo anterior refleja que los que recomendaron a Ampudia Melo para ser incluido en el gabinete estatal lo  “vendieron” más caro de lo que verdaderamente vale y es un hecho que fue una mala adquisición porque no  funciona como anticipador de conflictos ni solucionador de los mismos. Habrá que llamar a Chanoc o al Chapulín Colorado. ¿No creen?

AmoramarMx

16 millones ausentes

Saquean tiendas en Argentina