Por Andrés Timoteo/ columnista

DÍA 5: L’ATTESTATION 

Es el quinto día de Europa como epicentro de la pandemia de Coronavirus y, en Francia, el primero del ‘confinamiento total’ decretado por el presidente Emmanuel Macron. “Restez chez vous!”, es la orden oficial, es decir “¡Permanezcan en casa!”. Sin embargo, ese mandato tiene cinco atenuantes para poder circular en la vía pública. Uno es el desplazamiento entre el domicilio y lugar de trabajo cuando éste no pueda realizarse desde el domicilio familiar.

También para ir a comprar comestibles y por motivos de salud, es decir para ir a la farmacia, al médico o terapias. El tercero es por motivos familiares imperiosos como la ayuda o cuidado de personas discapacitadas y niños. El cuarto para hacer ejercicio al aire libre corriendo o en caminata, y el quinto para pasear las mascotas, principalmente perros. Los policías están en las calles y tienen la potestad de parar e interrogar a los peatones para verificar que cumplen con el decreto presidencial del 16 de marzo.

 Empero, cualquiera de estas cinco excepciones debe estar plasmada en un escrito que tenga el nombre y los apellidos del portador, así como su domicilio, fecha de nacimiento y número de identidad además de una breve explicación sobre la necesidad de circular en la vía pública y, como se acostumbra acá,  firmado “sobre el honor”, es decir comprometiéndose a que lo ahí expuesto es verídico bajo la advertencia de sanciones legales si se incurre en mentira.

 “L’attestation”, o certificado de testimonio – como le llaman- debe ser en papel y mostrarse a todo agente de seguridad que lo requiera. Los formatos ya se distribuyeron por los medios de comunicación y los sitios web oficiales del gobierno para que se descarguen, imprimen y llenen con los datos exigidos. Si el paseante no porta ese documento, la multa va de los 38 a los 135 euros, como ya se dijo.

 Vaya, como en los tiempos de las prohibiciones durante la ocupación Nazi de París -entre 1940 y 1944- se quejan los galos más ancianos que recuerdan aquella época, aunque también lo aceptan como una medida inevitable para los pocos que se aventuran a la calle pues están en el sector poblacional en mayor peligro por el Covid-19. También a partir de este miércoles el gobierno francés controlará y racionalizará los medicamentos contra infecciones gripales.

 Lo anterior es interpretado por algunos como indicio de que en breve habrá desabasto. El paracetamol, recomendados para combatir los síntomas del Covid-19 será racionalizado en farmacias y prohibida su venta en internet. Solo se venderá una caja por persona al igual que el Ibuprofeno que no es recomendado contra el Coronavirus, sino que se usa para fiebres dolores ajenos. En este último caso se busca evitar la mala utilización del fármaco que puede ‘disfrazar’ los síntomas del nuevo virus.

 En Francia, el saldo actualizado -hasta anoche- de la pandemia era de 175 decesos y 7 mil 730 infectados, de los cuales 2 mil 580 están hospitalizados. Es decir que las últimas 24 horas registraron un aumento del 16.5 de casos y el país está muy lejos de llegar al pico de la estadística. Italia, por su lado y que es la nación europea más azotada, contabilizó 345 muertos y 2 mil 989 infectados en el último día para hacer un total de 2 mil 503 muertes y 31 mil 500 enfermos, 12 mil de los cuales están hospitalizados.

 En España, el tercer país castigado por la plaga, suma ya 525 decesos y 11 mil 681 infectados, o sea que en las últimas 24 horas se elevó un 54 por ciento la estadística con 184 personas fallecidas más y 2 mil nuevos casos detectados. En ambos países, Italia y España, se prevé el pico más elevado de las cifras entre el 24 de marzo y el 15 de abril lo que es un escenario descarnado.

VA HACIA AMÉRICA

 El domingo pasado, el periódico Le Monde, difundió un modelo de la dispersión epidémica elaborado por un grupo de científicos que son consejeros del Palacio del Eliseo – la presidencia- y en el que se estima que la peste gripal podría ocasionar, en el peor de los escenarios, entre 300 mil y 500 mil muertos en Francia, lo que disparó el pánico entre todos y fue sumamente criticado pues el documento sería confidencial y se filtró a la prensa.

Titulado “Les simulations alarmantes des épidémiologistes pour la France” (traducido como: “Los modelos alarmantes de los epidemiólogos para Francia”) dicho estudio lo hizo un equipo de expertos liderados por el epidemiólogo Neil Ferguson del Colegio Imperial de Londres, pero ha sido minimizado por la parte oficial, aunque ya se había ‘viralizado’ en las redes sociales. De terror, pues.

 Muy aparte de ese artículo, los expertos que realizan proyecciones sobre la expansión del virus Covid-19 debaten sobre el próximo epicentro de la epidemia que estaría entre América y África. Hasta el momento, la mayoría se decanta por el continente americano por varios ingredientes: el principal es Estados Unidos, la nación hiper globalizada que tiene conexión con todo el orbe, millones de personas van y vienen de su territorio y así lo hacían hasta el decreto de emergencia nacional emitido por el presidente Donald Trump, el cual de acuerdo con los expertos se hizo muy tarde.

 Dos, en Estados Unidos y otros países del continente también fueron tardías las medidas para el aislamiento y distanciamiento social, los protocolos de desinfección personal, el cierre de fronteras y el establecimiento de filtros epidemiológicos. La tercera, en el caso de los países latinoamericanos, el paupérrimo sistema de salud pública que está en crisis permanente. Si ni siquiera es suficiente para enfrentar epidemias endémicas como el dengue, zika, malaria, cólera y otros males tropicales y ligados a la pobreza, ¿cómo podrán hacerle frente al Goliat llamado Coronavirus?

 El cuarto y tal vez el más peligroso es la omisión y negligencia de algunos jefes de Estado para tomar en serio la amenaza viral, poner en alerta a sus países y activar planes para proteger a la población. Ahí el ejemplo mundial el mandatario Andrés Manuel López Obrador quien irresponsablemente se ha dedicado a reírse y bromear con la pandemia.

 La última fue decirle que al país y a su gobierno no le hará nada esa “PAN-demia”, partidizando un asunto que debería ser de urgencia nacional- y durante semanas se negó a establecer protocolos de Estado para salvaguardar la vida de los mexicanos. Pobre México, tan cerca de las plagas -el Coronavirus y el tabasqueño- y tan lejos de Dios.

 Sin duda, tarde o temprano África será golpeada por el Coronavirus porque y sus condiciones de miseria, corrupción gubernamental y fracasados sistemas sanitarios la hacen ideal para que se convierta en epicentro de la pandemia, pero todo parece indicar que la peste va a castigar primero a América.

 Hasta el momento en el continente negro  hay 60 fallecidos y 450 personas infectadas en 30 de los 54 países africanos, siendo Egipto, Argelia, Nigeria, Sudán, Etiopía, Senegal, Kenia y Camerún los más afectados. Y hay que acotar una cosa, los africanos no son ajenos a las epidemias de alto alcance y aterrorizantes pues desde 1976 algunos países como Liberia, Guinea, Sierra Leona, Malí, Gabón, Sudán, Uganda, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal y Congo conviven con el virus del Ébola.

 Este ocasiona fiebre hemorrágica y tiene un elevadísimo índice de mortalidad pues ronda el 90 por ciento y ha tenido varios brotes epidémicos a lo largo de 45 años, el último fue entre el 2014 y 2016 que provocó la muerte de 12 mil personas, y que por primera vez llegó a Europa y Estados Unidos. Hubo siete personas infectadas, tres en España, Gran Bretaña e Italia y cuatro en la Unión American donde también se registró el primer deceso fuera del continente africano.