CDMX.- Corre la sangre y no miente. Hay algo en ella que da vida y también identidad. 

Se puede nacer en Texas, por ejemplo, pasar toda la vida en Estados Unidos y aún así conservar la mexicanidad que ha sido heredada a través de cuatro generaciones.

Trabajar duro y de forma incansable, cumplir metas a pesar de la condición socioeconómica y las dificultades, y cuidar de una familia mientras se buscan oportunidades, son cualidades que muchos relacionarían con los mexicanos que migran al Norte. Gabriel Luna las comparte, más allá del color azul de su pasaporte estadounidense. 

Estas cualidades lo han convertido en una promesa de la actuación, gracias a sus papeles de ‘Ghost Rider’ en Agents of SHIELD (serie de Marvel para una plataforma) y ‘Tony Bravo’ en Matador.

Ahora su gran reto es como el androide Rev-9 en ‘Terminator: Dark Fate’, el ansiado regreso de esta saga cinematográfica. 

Gabriel, de 36 años, debe aprovechar los reflectores que lo iluminan por actuar junto a los legendarios Arnold Schwarzenegger, Linda Hamilton y Mackenzie Davis.

“Quiero que la gente hable de mí en la industria y en las calles quiero que digan: Él trabaja duro, ejecuta su trabajo, denle una oportunidad”, reveló.