in

En el olvido, la Niños Héroes

INE

Yanga.- Los casi $1.6 millones que serían invertidos en la construcción de un par de aulas y unos baños para la escuela telesecundaria Niños Héroes de Chapultepec, que fueron destinados desde hace casi tres meses, sólo quedaron en falsas promesas, pues los estudiantes siguen hacinados en pequeñas aulas de escasos 30 metros cuadrados.

Lo anterior fue un compromiso pactado entre el titular de espacios educativos, Sergio de la Llave Migoni y los padres de familia, teniendo como testigos a un grupo de alumnos y profesores afectados.

Es tal el abandono de esta institución, que el laboratorio de Ciencias Químicas ha desaparecido, lo mismo que la dirección escolar y las áreas recreativas se han convertido en un montón de escombro con varillas, donde juega el alumnado.

“Hace algunos días terminaron los baños, fue antes de que saliéramos de vacaciones, pero las aulas no tienen fecha para comenzar a construirlas, de hecho nos vinieron a derribar las otras que estaban en malas condiciones y jamás regresaron”, dijo el profesor de segundo año, Pedro Pablo Rosas Cosme.

En ese sentido, añadió que esperan la respuesta de los padres de familia para que tomen cartas en el asunto, por lo que podrían volver a tomar la carretera de no tener una solución inmediata u otras acciones.

“Es penoso que tengamos otra vez que llegar a manifestaciones o plantones, pero eso es lo que vamos a tener que hacer, porque de plano se olvidaron de las promesas en la construcción de las aulas”, dijo el maestro.

Por el momento, en esta institución los casi 100 alumnos ocupan cuatro pequeños cuartos, uno de ellos anteriormente la dirección y otro un laboratorio, donde fue necesario sacar las mesas de trabajo para hacer más espacio.

“Cumplimos tres meses en que se derribaron las aulas y nos dejaron así todo en escombros y con las varillas de fuera, lo cual se ha convertido en un peligro para los alumnos que juegan en el patio”, expresó.

Por otro lado, confió que la actual dirección de la escuela telesecundaria trabaja dentro de la cooperativa escolar, en un cuarto de lámina con tierra, donde se expide la documentación escolar o en caso contrario se pueden ocupar pequeños espacios de las aulas, para atender una situación más elaborada, siempre y cuando estén vacías.

 

José Vicente Osorio 

El Buen Tono

ElBuenTono AmoramarMx Superiberia

Piden los comerciantes audiencia con Borbonio

Roba café en parcela