Córdoba.-El Ayuntamiento que encabeza Francisco Portilla Bonilla -el alcahuete de Lavín- se opone a revelar el acuerdo al que llegó con la ex diputada federal, Daniela Nadal Riquelme para prestarle la ex Hacienda de Toxpan para realizar la fiesta masiva de su boda el pasado sábado 6 de octubre.

María de los Ángeles Carús García, coordinadora de Turismo Municipal, afirmó desconocer los términos para haber prestado el inmueble histórico a la ex legisladora federal; pidió nos acercáramos al Síndico Luis Díaz Barriga.

Sin embargo, Díaz Barriga, señaló que el tema no entra en su jurisdicción. “No es dentro de mis facultades, no es dentro mi función, entonces yo no te puedo contestar una cosa que no está dentro de mis facultades contestar, está el secretario y la Regidora Quinta, encargada de la comisión de Turismo”, dijo. 

Ante ello, cuestionamos a la Regidora Quinta, María Elena Regules Sánchez, quien notablemente molesta aseveró que la contestación de Díaz Barriga es completamente ilógica, ya que él siempre ha estado enterado de que María de los Ángeles Carús García no entrega ningún tipo de reporte de sus funciones como Coordinación de Turismo, y cuando se le ha requerido alguna información, simplemente la ha negado.

Es así como en el Ayuntamiento parece que nadie sabe nada al respecto de un permiso que se otorgó de manera arbitraria, sin ni siquiera haber tomado en cuenta a la encargada de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Irma Becerril Martínez.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono