Orizaba.- En el expediente  judicial No. 1564/2005  del juzgado de Primera Instancia de la ciudad de Orizaba CÉSAR FIGUEROA VELÁZQUEZ haciendo gala de sus mañas de delincuente estafador, es señalado por haber falsificado un documento para lograr obtener la posesión del terreno ubicado en Oriente 5 en plena zona residencial de Orizaba, donde aplicando sus truculentas  mañas revive a un difunto para que éste le ceda la posesión del terreno y de esa manera el legítimo dueño no pudiera reclamarle al muerto.

Poseedor de una delictiva carrera, se caracteriza por asistir a eventos sociales donde ubica a  futuras presas a quienes posteriormente estafa creyendo que de esa manera lograra obtener ingresos, César Figueroa es el típico delincuente que se ha dedicado a lo largo de los años a fraguar transas en lugar de ponerse a trabajar para ganarse de una manera lícita su sustento.

Así lo manifiestan los que lo conocen, quienes aseguran que siempre es despedido por quienes lo contratan creyendo en una honestidad que sólo platica pero que nunca aplica, por lo que ha sido despedido en todos sus trabajos. 

El Juez XVI de distrito con base en la ciudad de Córdoba, determinó  que todo lo que solicitó el falsificador en su truculento amparo le fue rechazado, como se lee en el expediente 697/2012 del mencionado juzgado, por lo que ha sido  denunciado penalmente, y se espera que en breve le sea girada orden de aprehensión, aunque es sabido que miembros de su familia ya se encuentran ingresados en el penal por diversos delitos.

 

María Guzmán

El Buen Tono