Orizaba.- La encargada del programa de cáncer de mama en el estado de Veracruz, María de la Cruz Zetina, afirmó que mediante la realización de biopsias dirigidas con aguja de corte disminuye en las pacientes el riesgo de someterse a una intervención quirúrgica para determinar si se tiene o no cáncer de mama.

La funcionaria del Sector Salud en el estado, se reunió con servidores públicos de estas áreas en la zona rural y urbana, a quienes les presentó el nuevo flujograma con el que se trabaja; dijo que además de ser menor el riesgo para las pacientes, también baja el costo económico de la intervención.

En la actualidad son dos centros de evaluación diagnóstica que hace valoraciones dirigidas, ya sea por magnum o por sistema al vacío. “Ya no se hace biopsia incisional, sino que es dirigida con una aguja de corte; podemos extraer una parte de esa lesión, llevarlo al laboratorio de patología y darle resultados histopatológicos”, puso como explicación.

Mediante las campañas de concientización sobre el cáncer de mama, se logran resultados a favor de las mujeres y contra el cáncer, por lo cual cada vez hay más mujeres que se someten al examen. “Por eso es importante que los médicos y enfermeras del primer nivel le digan a la población que atienden qué estudios se pueden realizar, desde una capacitación en autoexploración para poder detectar oportunamente el cáncer”.

Es de considerar que el cáncer de mama no se previene, se detecta oportunamente; por eso, es importante que la mujer se haga una exploración clínica cada año, y que las refieran a una mastografía, ya sea de tamizaje o diagrama.

 

Matilde De los Santos Parada

El Buen Tono