Villahermosa.- El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, acusó a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por las inundaciones en el estado y anunció que presentará denuncias para que indemnice a los habitantes afectados y repare la infraestructura dañada en Nacajuca, Jalpa y Cunduacán.

En un mensaje enviado por redes sociales al director de CFE, Manuel Bartlett, le aclaró que los tabasqueños nunca dijeron que el manejo como opera la presa Peñitas haya inundado Villahermosa.

Sobre esta presa, el 3 de noviembre, el gobernador responsabilizó a CFE de los “daños y perjuicios” que el aumento del desfogue pudiera causar a los tabasqueños y publicó un anuncio preventivo.

Ese mismo día, en sus redes sociales, Bartlett informó que desde el 29 de octubre, con la entrada del frente frío número 9, se han realizado extracciones en la presa Peñitas para drenar el río Grijalva sin dañar a la población,

Esto en atención a los pronósticos de precipitación emitidos por el Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), indicó en un comunicado.

Te recomendamos: 

Las inundaciones

El sábado 31 de octubre se reportaron más de 50 mil afectados por las intensas lluvias en Chiapas, Tabasco y Veracruz, provocadas por el paso del frente frío número 9.

En la conferencia presidencial de la mañana del 3 de noviembre, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, informó que se reportó un muerto y poco más de 73 mil personas afectadas por las lluvias en Tabasco, así como 13 mil 207 viviendas en 265 colonias. Informó que se reportaron tres puentes dañados y cuatro deslizamientos de tierra.

“Esto es única y exclusivamente inundación pluvial. Solamente ha sido por la acumulación de lluvia y, desde luego, el agua no filtra tan fácil al estar saturado el suelo”, informó el 30 de octubre el coordinador general de Protección Civil de Tabasco, Jorge Mier y Terán.

También puedes leer: