Orizaba.- Son los maestros de la zona serrana los más expuestos a ser secuestrados ante la nula vigilancia, así lo señaló el secretario general de la Delegación D-II-253 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), de la Escuela Secundaria General Ignacio de la Llave, Mario Juárez Torres.

Mencionó, ante la llegada de la Guardia Nacional se espera que la paz y la tranquilidad se sientan en las regiones y volver a los tiempos de antes en donde salir a la calle no implicaba tener miedo por no saber si se regresará.

“Esperemos que sea para bien, porque lo que buscamos es regresar a los años anteriores en donde se podía salir con tranquilidad, sin ningún problema y sin el miedo de que nos vaya a ocurrir algo, esperemos que con la Guardia Nacional pueda ser para bien y que no nada más se quede como un proyecto como tantos que implementa el Gobierno, sobre todo, para la seguridad de los maestros”.

Explicó, en las reuniones sindicales los secretarios generales de la región 10 han estado realizando oficios y actas, “pedimos que se refuerce la seguridad y últimamente ha habido apoyo a las secundarias generales, les han estado mandando elementos, lo único que sí se pediría es que fueran confiables, porque a veces no sabemos si estamos más seguros con o sin las autoridades correspondientes, en este caso policías”.

Insistió, “fue un año difícil en todos sentidos, tanto laboral como en ámbitos personales y de amistades en la escuela, gracias a Dios aquí en la secundaria la unión de los compañeros maestros ha sacado esto a flote, nos hemos podido reponer a los duros golpes que nos pegan y más que nada el magisterio que ha sido golpeado fuerte”.