Orizaba.- Los beneficiarios del programa Jóvenes Construyendo el Futuro prefieren las industrias para aprender un oficio, aseguró el vicepresidente Zona Golfo de la Canacintra, Juan Manuel Vega López, al rechazar tajantemente que se dé una simulación con este estímulo.

Se suman de uno a cinco jóvenes, prefieren principalmente a las microempresas, “donde aprenden un oficio o una actividad desde ventas, producción, área comercial, de oficina y el resultado ha sido positivo, son 300 o 350 que se han incorporado a las empresas afiliadas a la Canacintra y se ha sobrepasado la oferta”.

Dejó en claro, hasta el momento no tienen ningún nombre de empresas que incurran en anomalías, “al contrario, hay muchos contentos, hay jóvenes que se dan de alta y dejan de ir, se les da de baja y vuelves a dar de alta a otro joven en el portal, ha sido un éxito tanto para los jóvenes que les pagan puntualmente ese recurso como para las empresas”.

Además, hizo un llamado para aquellas personas de 18 a 29 años se sumen al programa, “porque se les paga puntualmente y si hay algún caso que sea contrario que nos digan con nombre y apellido, el de la empresa, el RFC, para que se haga una denuncia”.

Ya para finalizar, destacó, a través de este programa se ayuda al microempresario a que vuelva a tener actividad, a seguir produciendo y a su vez se enseña a los jóvenes a trabajar, pues muchos no conocen una planta, un taller e incluso, no han tenido un trabajo, una actividad o una oficina”.