Fortín.- Un conflicto social es el que se desarrolló en la comunidad de Providencia en el municipio de Cuichapa una vez que se han tomado las oficinas del sindicato independiente de trabajadores al servicio del ingenio Providencia, desde hace más de dos meses; el comité reconocido por la secretaría de trabajo y previsión social, trabaja bajo amenazas de un grupo inconforme que mantiene el bloqueo en dichas oficinas.

Reunidos en el municipio de Fortín, parte del sindicato de trabajadores independientes del ingenio Providencia del municipio de Cuichapa, se acercaron a El Buen Tono para externar su preocupación por las condiciones en que viven los pobladores de la comunidad de Providencia, ya que desde hace unos meses se han presentado hechos violentos en ese lugar.Felipe Molina Díaz, dirigente de este sindicato, señaló que al final de la zafra 2011-2012 conjuraron una huelga en el ingenio debido a que no consideraban justa la repartición de las utilidades de dicho ciclo de zafra para los más de 500 trabajadores que laboraron de manera eventual y de base en dicho ciclo.

No obstante en julio pasado después de aplazar a huelga en dos ocasiones, se logró disuadir la misma, una vez que se llegó al acuerdo de manera positiva de todos los puntos que acordó disputar la base de trabajadores, no obstante una parte de ellos, alrededor de 40 a 50 no estuvieron conformes y no dejaron que se levantara la huelga.

Desde entonces las oficinas del sindicato han sido tomadas por un grupo contrario a lo que acordó el comité, debido a que estos en lugar de que se pagara de manera directa a los trabajadores, este grupo pretendía recibir los más de 12 millones de pesos que resultó de este reparto de utilidades y derechos sindicales para repartirlos ellos mismos, situación que al comité ni a la empresa les parecía correcto e incluso se prestaría a actos ilegales.

Después de esta situación se han presentado diversos hechos violentos, según señalan los dirigentes del comité, pues desde la toma de instalaciones, así como intimidaciones, disparos hechos al aire e incluso a la fachada del domicilio de Felipe Molina, han sido asentados en denuncias ante el Ministerio Público de Tezonapa bajo los oficios 189/2012 y 02/2012, siendo el supuesto dirigente de este movimiento contrario Abel Hernández Rivera, el cual incita en sus discursos a la violencia, según declararon los miembros del comité.“Grita desde las afueras de las instalaciones en su discurso que “quiere la cabeza de Felipe Molina o que me merezco la muerte, eso sólo incita a más violencia”, indicó el mismo Felipe Molina quién dice estar preocupado por el conflicto social que se ha generado, pues prácticamente toda la comunidad y municipio de Cuichapa dependen de las actividades del ingenio, por lo que le hace un llamado al gobernador Javier Duarte de Ochoa para que intervenga en el asunto.

Asimismo, Pablo Olguín tesorero de este sindicato, dijo que debido a este conflicto por lucha de poderes, el inicio de la próxima zafra 2012-2013 corre peligro de atrasarse e incluso de no iniciar, lo que dañaría más aún la economía de los habitantes de Cuichapa e incluso de otros municipios, desde trabajadores, productores de caña, empleos indirectos que se generan con el movimiento de la zafra y la empresa misma.

Desde el pasado 22 de octubre, la secretaría de trabajo y previsión social le proporcionó la “toma de nota” o reconocimiento al comité presidido por Felipe Molina como sindicato independiente de trabajadores, por lo que a pesar de esta situación, el grupo contrario a ellos no han querido desalojar las instalaciones del sindicato, levantándose incluso un documento notarial en la cual no dejaron tomar posesión al comité reconocido, certificando la acción el notario Alejandro Herrera Marín con el número de instrumento 13 ml 600 volumen 143.

Mauricio Láinez Vázquez

El Buen Tono