Córdoba.- El municipio de Fortín de las Flores representa una amenaza para los empleados sindicalizados al tener serios problemas financieros por la mala administración del ex alcalde César Torrecilla Ramos, advirtió el secretario regional  de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), Nicolás Martínez.

Sin embargo, aseguró que no se presionará al alcalde Carlos Junco López para el pago de la gratificación.

El líder obrero señaló que la CROM  tiene aproximadamente 500 obreros en los municipios de Córdoba, Fortín de las Flores y Atoyac, pero  de los tres, Fortín podría representar el único problema para el fin de año.

“En Fortín vamos a esperar de Junco pueda moverse de aquí a fin de año, pero ahí no podemos presionarlo tanto, vamos a darle chance de que se ponga más o menos bien (económicamente)”, apuntó.

El alcalde de Córdoba Francisco Portilla, según él, nos dijo que ya tiene todo arreglado, que ya hizo su apartadito y se comprometió en que sí tendrá el aguinaldo, en Atoyac también se nos dijo lo mismo.

“Y ustedes conocen la situación de Fortín pero hay que esperar (…) En los tres municipios tenemos 500 empleados”, explicó.

Martínez dijo que todos los municipios tienen el voto de confianza pues admitió que todos están pasando una situación difícil pero aún así están haciendo su esfuerzo para poder garantizar los pagos de aguinaldo.

En cuanto a la propuesta de las Cámaras empresariales sobre el Buen Fin y adelantar los aguinaldos, explicó que es una buena idea pero siempre y cuando no mencionen el monto ni cuándo lo harían, pues la situación de violencia está muy cruda.

 

Miguel Ángel Contreras Mauss

El Buen Tono