Investigadores de Francia y de Líbano realizaron un estudio para tratar de determinar si los perros entrenados eran capaces de detectar enfermos con coronavirus a través del olor. En total fueron utilizados seis canes, tres de ellos adiestrados para rastrear explosivos, uno para rescates y dos para olfatear cáncer de colon, publicó Plos One.

Los animales trabajaron con muestras de sudor de axila de 177 personas, de las cuales 95 estaban infectadas y 82 eran asintomáticas negativos, aportadas por cinco hospitales. Los perros memorizaron el aroma en menos de un día, mientras que las sesiones de entrenamiento se extendieron entre una y tres semanas.

Una vez finalizado el adiestramiento, los canes debían marcar la muestra de una persona con coronavirus dejada detrás de tres o cuatro conos olfativos. En los restantes no había ninguna muestra o fue puesto sudor de una persona sana.