in

Impera el racismo y la discriminación

Superiberia

Juan José Enríquez

el buen tono

Orizaba.- Debido al racismo y discriminación que persiste entre la sociedad en agravio de las comunidades indígenas, ha generado que se pierda la trasmisión de saberes y conocimientos fundamentales como son sus raíces y eso ha provocado que los padres ya no quieran inculcar esa enseñanza a sus hijos, reconoció la investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas) Natalia de Marinis.

La Doctora en Antropología señaló que por parte de los hijos, también genera que abandonen sus estudios o que signifique cargar con este peso al interior de la familia.

“Algo que nos llama la atención en esta documentación es que muchos de los conocimientos se van perdiendo por el propio racismo y la discriminación que viven como pueblos indígenas en el contexto de la sociedad mayor y esto hace que muchas jóvenes no lo hagan, ni quieran continuar con los tejidos; también para ellas el hecho de tejer ha significado de que no puedan seguir estudiando o una carga muy fuerte para ellas en la familia”.

Señaló que eso también ha orillado a que los jóvenes no quieran continuar cargando este peso que significa el tejido, en el contexto de los órdenes desiguales de género.

Señaló que hay muchos proyectos de mujeres que se han reunido alrededor del tejido y que han comenzado a generar procesos colectivos vinculados a la producción, pero también a los haberes y saberes del productor de los tejidos que para recuperar éstos, se deben de involucrar a las generaciones y nuevas generaciones que quieran continuar con esta práctica.

Apuntó que el bordado y el tejido ha sido una práctica muy feminizada y que de alguna manera ha formado parte de la labor de las mujeres en muchas comunidades indígenas y han sido saberes que se han generado y se han transmitido de generación en generación.

La Estafan con el juego de la bolita

Dólar se vende en 21.67 pesos