Córdoba.- A través de la diócesis de Córdoba, llegaron hace algunos días a la región 17 integrantes de la Asociación Internacional Kolping de Alemania, para emprender programas de microemprendimiento, por medio de la educación popular con miras al desarrollo comunitario.

Stepahn Stickeler, uno de los integrantes, señaló que durante estos días se ha estado apoyando al microemprendimiento de tiendas de artesanías, a  proyectos como fábricas de licores y mermeladas donde los campesinos aprovechan los productos de su tierra para procesarlos y con ello darse una mejor calidad de vida.

Explicó que desde hace 33 años hay un lazo de solidaridad entre Kolping Internacional y México, trabajado por medio de “Ayuda para la autoayuda”, programa de desarrollo para generar un pequeño impulso económico, educativo y de capacitación que ayuda a las comunidades.

Por su parte, Eduardo Romero Tejeda, coordinador regional de Kolping México en la Zona Centro, señaló que para este tipo de programas se invierte de manera económica, con capital humano, social y cristiano-católico, y ya suman varios municipios del estado donde se ha apoyado.

Entre ellos, un comedor popular en Fortín, una fábrica de salsa macha en Nogales y algunos proyectos de desarrollo ecoturístico en la región. Recordó que en Fontín de las Flores existe una oficina regional, ubicada en la avenida prolongación 5 número 591.

Aprovecho para informar que en noviembre el atrio de la Catedral de Córdoba será la sede de la cuarta feria de economía solidaria, gracias al apoyo del obispo Eduardo Patiño Leal, finalizó.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono