Acultzingo.- Al menos 250 hectáreas consumió el incendio que inició el domingo pasado en el ejido Rincón Rastrojo; 250 brigadistas y pobladores voluntarios trabajan para combatir los remanentes de fuego porque hay riesgo de que se expanda a la localidad de Próspero Pineda, abarcando las faldas del cerro El Xochio.

El siniestro que lleva activo cuatro días y que no ha podido ser sofocado al 100 por ciento por las altas temperaturas y las rachas de viento, ha reunido durante día y noche a elementos de la Conafor, Marina, Guardia Nacional, Protección Civil, habitantes y autoridades municipales.

*el tip
PREOCUPA
Hay preocupación por salvar el cerro El Xochio porque es una montaña muy importante en la región y porque estaría en riesgo su fauna, entre ellos reptiles, águilas, halcones, gavilanes y el ave conocida como El clequeche, especies que el año pasado perdieron sus nidos con el incendio en el cerro El Coyote.

El presidente municipal, René Medel Carrera destacó que las labores de combate no paran para evitar que el fuego llegue a las faldas del cerro El Xochio porque tiene mucha roca que puede desprenderse una vez devastado, además de que hay seis familias del lado del municipio de Maltrata, que corren peligro.

“Con el apoyo de toda la gente ya se hicieron brechas cortafuego para proteger las casas porque con el aire y el clima caluroso, podrían brotar chispas e incendiarse esa parte. Se ha tenido el apoyo de las corporaciones, de la gente y de los ayuntamientos vecinos que han enviado algunos apoyos, dijo.

Medel Carrera anticipó que de continuar el incendio, a corto o mediano plazo por la devastación del suelo podrían estar en riesgo también habitantes de la localidad de Tecamalucan, ya que podrían registrarse deslaves como ocurrió en el cerro El Coyote también afectado por incendio.