Córdoba.- Es inexplicable como se puede sostener la incapacidad de los operadores del C-4, se requieren personal capacitado, gente profesional, señalan afectados con llamadas de extorsión.

Tras presentar denuncia ante el Ministerio Público, afectados que prefieren omitir sus datos por temor a sufrir represalias, señalaron “ya no sabemos si cuidarnos de ellos, ya que al llamar a esta dependencia, implica mayor incertidumbre al no saber ni ellos lo que se tienen que hacer en estos casos”.

En los medios Jezreel Torres Flores, Subcoordinador del C-4 maneja que ha disminuido la incidencia de llamadas, pero lo cierto es que estas se han incrementado, lo que deja en claro que ni la misma dependencia sabe a ciencia cierta lo que está pasando.

Los quejosos señalan que se está rompiendo el vínculo que se inició con las reuniones de colonia, en escuelas o clubes.

 

Ricardo Jácome Zavaleta

El Buen Tono