CÓRDOBA.- Desde que inició la contingencia sanitaria y se cerraron los juzgados, las demandas de divorcio y de pensiones alimenticias no dejaron de incrementar, sobre todo porque el sector femenino ha sido el principal afectado, no obstante, en el Poder Judicial se vieron obligados a la reapertura de las oficinas.
En ese sentido, Irma Cancino Romero, presidenta del Colegio de Abogados de Córdoba 30 Caballeros, manifestó que “estamos trabajando con una apertura del 80 por ciento en los juzgados, aunque la mayoría de las labores son de manera digital, por ello, los abogados están en espera de una respuesta por parte del Tribunal del Estado para digitalizar todo, “no podemos hacer nada contra la pandemia del Covid que vivimos en el país, por seguridad estamos en espera y nosotros seguimos en la actividad todos los días”.