in

Inútiles las influencias de Rojí

Superiberia

DE LA REDACCIÓN

el buen tono

Orizaba.- De nada sirvió el tráfico de influencias que realizó el alcalde de Orizaba, Igor Fidel Rojí López en contra de su primo político, Sergio “N”, para encarcelarlo por un presunto fraude millonario, nada pudo hacer tampoco el flamante abogado Rodolfo Reus contra la abogada Ericka Carrillo Alvarado, quien demostró ser una abogada
penalista.

El abogado Luis Ángel Bravo Contreras consiguió que su representado, Sergio “N”, continúe su proceso en libertad.

Afirmó que lejos de evadirse de la acción de la justicia, debido a su situación de salud, su cliente debe permanecer cerca de su domicilio para poder ser
atendido.

A pesar de la intromisión que realizó el actual edil, y debido a que el caso se politizó, su defensa señaló que solicitará una investigación contra la Secretaría de Seguridad Pública, toda vez que se trasladó al imputado a un hospital sin autorización del Juez de Control.

Cabe recordar que Rodolfo Reus afirmó que el exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras es un pésimo abogado, al acusar a su defendido de haber fingido un infarto y ser trasladado al hospital Covadonga de Orizaba para recibir trato VIP.

A lo cual, durante la audiencia la defensa del acusado expresó que tuvo que ser intervenido  quirúrgicamente por su problema de corazón, por lo que no está en iguales condiciones como cuando se le dictó prisión preventiva.

Con ello, Rodolfo Reus quedó como simple leguleyo, que sin duda dejó en claro que no siempre el alumno supera al maestro, pues en el tiempo que Reus fue colaborador y empleado del exfiscal no le aprendió nada.

“Nunca ha habido un elemento que presuma que Sergio se quiera dar a la fuga, además solicité al Juez que pudiera estampar su firma en su domicilio”, manifestó Bravo Contreras.

Captura FC a líder cañero en Omealca

Ganan laudos a IMSS, pero se niega a pagarlos