México, D.F.- Es el protocolo seguido con todos sus empleados y que la hace sentirse más tranquila.

La famosa cantante Jennifer López obligó a su joven novio, Casper Smart, a firmar un contrato de confidencialidad, de acuerdo con Radar Online.

Casper, que además de ser pareja de la cantante también es su empleado (es un bailarín), tuvo que seguir la misma rutina de trabajo de otras personas cercanas a Jennifer, que incluyó la firma del documento.

Los dos comenzaron a salir juntos poco después de que ella se separó de su tercer esposo  el cantante Marc Anthony padre de sus gemelos Max y Emme. 

Una fuente cercana a la pareja comentó sobre la situación:

“Jennifer ha vivido lo suficiente para saber que cualquiera que ahora ama, después puede ir a la prensa si la relación no funciona. Casper no se molestó en firmar el acuerdo, y ya ha dicho a Jen en varias ocasiones que, aunque no trabajara para ella, firmaría el contrato. Ella lo ama aún más por eso”.

 

Agencias