La Navidad
  • Negó la atención a padres de normalistas de Ayotzinapa
  • y en Michoacán habría liberado a delincuentes
  • EL JUEZ removido de Michoacán a Córdoba por presuntos actos de corrupción, se atrinchera en sus oficinas y se niega a dar la cara a los medios.

CÓRDOBA.- El Juez Federal decimosexto de distrito, Ubaldo García Armas, ordenó la suspensión temporal de la obra de construcción de la nueva casa club del fraccionamiento El Campestre y quien también autorizó a la alcaldesa Leticia López Landero continuar la obra del paso a desnivel en el barrio de La Estación, aún cuando no tenían los permisos autorizados por el INAH ni por el INBAL.
Este Juez tiene antecedentes oscuros y graves señalamientos de corrupción por haber liberado a delincuentes en Michoacán, cuando estuvo en funciones en aquél estado donde nació, pero por actuar en contubernio con malhechores fue removido de Michoacán y enviado a Córdoba.
De igual manera en su negro historial cuenta con el caso Ayotzinapa, en donde los padres de los estudiantes llegaron en la Caravana por la Verdad y tomaron el Palacio de Justicia Federal en Matamoros con la finalidad de ser recibidos por este Juez acusado de corrupción, pero no sé dignó a atenderlos.
Bernabe Abraham Gaspar, padre de Adán Abraham de la Cruz –estudiante desaparecido– acusó al Poder Judicial de la Federación “de entorpecer las investigaciones al desarrollar en el Juzgado primero de Matamoros el expediente de un hecho ocurrido en Guerrero, pero al parecer la intención era precisamente dilatar el caso.