Alejandro Solís
Columnista

La curva plana, plana, por lenta, lenta, lenta, ha pasado de un infectado detectado el 27 de febrero, a 560 mil: 380 mil recuperados y 60 mil muertos, según cuentas del primer juez y primera parte ejecutiva nacional. Usted es libre de creerle, de no. O, de dudarle.
Cuando escuchamos al licenciado López Obrador, o, leemos el texto oficial de sus mañañeras, no evitamos pensar, decir y redactar, desde hace tres años: ¡se los dije: es gatopardo!
Es errático, confuso, contradictorio porque llegó al cargo ofreciendo a los pobres lo que no ha de cumplir. Pero a los dueños de acciones e inversiones financieras paga rigurosos intereses. Y sigue aumentando deuda. Con el comercio, igual: los miles de millones de pesos destinados a la beneficencia terminan en el mercado adquiriendo mercancías de consumo básico, yendo a las bodegas de bancos, para volver a ser activados mediante fondos de inversión.
Esto es Capitalismo Monopolista de Estado, llano y puro, verbalizado con lenguaje populista mentirosillo piadoso, imposible de sostenerse a mediano y largo plazo.
DondeMandaDonDinero. La doblez del discurso termina por agotar a cualquiera, imponiéndose la necesidad de volver a suplirlo con otra promesa de lo mismo. Por eso el presidencialismo es la mejor fórmula para sacar del atolladero sexenal a tanto quemado; inclusive con el sambenito de hacerlo por “democracia”, o, por corruptos. Nomás que López topa con la tremenda división de poderes, como la real medallita protectora del Estado vigente.
Gran técnica de control de masas y de individuos es la de difuminarlo en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Y, para acabarla de chingar: más otros órganos autónomos, como el BM, INE, INEGI, INEE, CNDH, INAI, CREE, CNH, etc.
Él, nomás es encargado de la oficina federal Ejecutiva, puede proponer y deshacer en las demás instancias, pero limitadamente obligándose a negociar a cada rato con las fuerzas vivas y dentro de los límites impuestos.
En algunas áreas de gobierno propone ternas para la elección del encargado de partes de un Programa Nacional de Desarrollo transexenal heredado y obligado a cambiar de careta eventualmente, para seguir engatusando a la gente.
DemagogiaRepresión. Esas limitantes han quedado muy claras en el caso del Instituto Nacional Electoral, donde nada hizo en contra de sobre sueldos de los titulares, ni de su manía de precisar al alza su proyecto de presupuesto anual de acuerdo al aumento de mexicanos en capacidad de votar, según, para su sana formación democrática.
El atole con el dedo remedial que nos zampan es perverso porque no llega al fondo de la olla de los frijolitos, como su reiteración absurda de que la corrupción es la causa de todos los de México.
AlLadrónAlLadrón. Perverso es quien, a sabiendas de manipular inteligente, lo hace casi perfecto hasta lograr sus objetivos, haciendo aparecer a otros como responsables de sus decisiones. Decimos, “casi”, porque siempre hay alguien más perverso que el evidente. Y ese puesto ya está ocupado en México desde hace 50 años, por el innombrable.
Al buscar estropicios del fondo económico nacional, topa con chanchullos enriquecedores, sumiéndonos más en la miseria: los señala, pero no los encausa. Por lo que a menudo, hasta pagamos demandas “por daño moral”.
Ataca ladrones solo para exhibirlos; pone fuera de combate a los necios, pues estorban los que no captan lo imposible de ser congruente sin arrancar el mal desde su raíz. Si, “pero”, dirán algunos: abusaron del poder quienes se enriquecieron a costas de la deuda nacional, inclusive, al punto de acumular más riquezas que sus iniciales empresarios promotores.
SeDesencantan. Sufren quienes esperaban lo contrario de quien pregona diferencias, pero, ahora que está en la silla presidencial las ¡oculta transparentemente!, destruyendo evidencias en -casi- cada acto y verbo externado.
Usted no se haga bolas, ni permita que lo hagan pelotas: el juego del poder es una parte importante del sistema, pero no es el sistema. La mayoría de quienes juegan roles públicos, lo saben. Pocos son cándidos, la enorme mayoría ni quiere, ni desea saber hacer lo contrario.
AcáMandaElPatrón. La línea del bienestar y austeridad franciscana fue creada e impuesta por el Estado Mundial, como hace 50 años el neoliberal. Agotado, se hace parecer transformado.
¿Quién no ha vivido al cabo de una vueltecita por la realidad sucesos indicativos de corrupción en casa, calle, trabajo, diversiones y, sin dudas, hasta en tempos de la fe? Obvio, de naturaleza sensible y sencilla, casi todos desean que la vida fuera diferente; por eso, caen como anillo al dedo en la sarta de mentiras estructuradas.
En el caso de morena, de la treintena de millones de votos que perversamente se le rejuntaron, unos 10 eran legítimos, el resto fue una vaquita de Estado para desbancar un modelo quemado, poniendo otro, novedoso.
De manera tal, que, aun hemos de acostumbrarnos a lo que bien menciona Víctor M. Tolero, secretario de Semarnat: la 4ªT es un caos abrumada por la herencia aceptada y por no haber tomado en serio la pandemia.
AunExperimento. Coincidiendo con Ebrard, Obrador insiste en apropiarse como gobierno el proceso de envasado y comercialización de una vacuna de tantas que se ensayan para hacer viruta de virus SARS-CoV2, responsable microbiológico de la pandemia Covid-19. Dice el presidente:
“De ser exitosos los resultados de la última fase de estudios de la vacuna desarrollada por Oxford/AstraZeneca, se abriría su producción masiva en México y Argentina en el primer trimestre del 2021; …la Secretaría de Salud la aplicaría masivamente. Es una esperanza, certidumbre, de terminar con esta pesadilla, causa de mucha tristeza, resultado de un acuerdo entre la Universidad el laboratorio, el financiamiento de la fundación Slim y los gobiernos de ambos países”.
No explica que el acuerdo inicial fue entre los particulares: la Fundación aporta sin fines de lucro el fondo para obtener los derechos y adquirir el insumo; sin fines de lucro su precio oscila en 4 dólares. Sin embargo, engatusa: “en México su costo no se reflejará en la población, pues se asumirá con presupuesto público, que es dinero del pueblo”. (López Obrador).
No explica que Slim recibirá de Hacienda mil millones de dólares, reponiendo -sobrado- los seiscientos mil millones aportados mediante su fundación.
4ªT-Desbancada. Lástima que no le interesa promover ni financiar una vacuna elaborada por talentos mexicanos, como se lo reclaman 4 grupos de investigación, entre ellos uno de la Universidad de Querétaro, que indagan con mínimos recursos propios; sin apoyo del gobierno.
Así mismo, tiene oídos sordos para voces médicas integrativas que han demostrado certeza en la aplicación de terapias alternativas.