Africa.- Katy Perry viajó hasta el país africano como embajadora de la UNICEF para convivir con niños y fomentar entre ellos la educación, la nutrición, la salud y la higiene.

“Creo que es increíble, maravilloso, un milagro, que tengan la oportunidad de tener un colegio arriba de la montaña”, expresó Perry de su experiencia.

“El hecho de que caminen durante 45 minutos a las seis de la mañana en 2013 es una muestra de lo que valoran y aprecian su educación”, añadió la guapa californiana.

“En menos de una semana aquí en Madagascar, pasé de barrios marginales de la ciudad de hacinamiento a las aldeas más remotas, y mis ojos se abrieron ampliamente por la increíble necesidad de una vida sana, nutrición, saneamiento y protección contra las violaciones y abusos, y que la UNICEF está interviniendo para ayudar a proveer”.

“Estoy muy agradecida con UNICEF por darme la oportunidad de ver de primera mano cómo sus programas hacen una diferencia real en la vida de los niños y su apoyo para salvarlos, yo soy testigo de ello”.

En Antananarivo, Katy visitó un centro de protección de la infancia y se reunió con niños abusados y abandonados y con madres jóvenes que reciben apoyo y asesoramiento.

 

Agencias