Maurizio Viroli escribió la mejor biografía de Nicolás Maquiavelo, que lleva por título “la sonrisa de Maquiavelo”, del cual tomo prestado el nombre para esta columna, aunque Sir Isaiah Berlin trazó uno de los mejores ensayos sobre Maquivelo en su libro “Contracorriente”, en fin, la idea de utilizar a Maquiavelo en esta columna, es recordar que el florentino escribió “El Príncipe” con el fin de dar consejos para mantener el poder político por cualquier medio.

En el caso de Veracruz, en estos últimos días estamos leyendo sobre la situación interna del PRD estatal, un sketche ya visto y aplicado en el sexenio pasado con el extinto partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina en 2007, explico lo anterior para entender la actual coyuntura en el PRD.

El partido Alternativa en un origen tuvo dos corrientes políticas internas: la campesina y la socialdemócrata, la primera encabezada por el veracruzano, Ignacio Yris Salomón, ex dirigente estatal del Partido Socialista de los Trabajadores en los años ochenta; y por la otra parte, los representantes fueron Patricia Mercado y Alberto Begné, quienes después de la expulsión del partido hacia los campesinos se confrontaron, hasta ser irreconciliable su relación.

Por nuestra parte, el dirigente estatal, Tomás González Corro y un servidor nos confrontamos con la dirigencia nacional por la corrupción imperante en el grupo campesino desde 2005, y por supuesto siguió la disputa en el 2006; por lo tanto, nos dimos a la tarea de impulsar una corriente intermedia entre Mercado y Begné, la cual fue articulada desde Veracruz, con los dirigentes estatales de otras entidades federativas; por nuestro atrevimiento, el castigo que recibimos fue el congelamiento de las prerrogativas en 2005 por parte de la dirigencia nacional y ya en 2006 el IFE congeló las prerrogativas de enero a junio de 2006 por el conflicto con el Doctor Simi.

A pesar de todo lo anterior, el partido Alternativa obtuvo su registro como partido político por dos vías, la de diputados federales y la presidencial, y allí empezó otra crisis partidista que lo llevó a su desaparición en 2009, el pleito entre Mercado y Begné pasó a la revisión de las estructuras estatales, lo primero que hicimos fue hacer nuestra asamblea estatal el 10 de febrero de 2007, porque la dirigencia nacional violando los estatutos no le daba el estatuto como tal a los comités estatales, fue la primera que se hizo a nivel nacional con miembros fundadores, su reacción fue designar a un priista veracruzano como dirigente estatal, así entramos en un proceso de judicialización del partido en Veracruz, debo reconocer que la mayoría de los recursos ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación los ganamos, inclusive se logró la destitución de Carlos Flores Loman Vocal Ejecutivo del IFE en Veracruz, toda esa recomposición se hizo con el pleito interno de Alternativa.

Cuando decidí renunciar a la bancada legislativa de Alternativa y permanecer como diputado sin partido 4 meses, el equipo estatal decide renunciar, es cuando el priismo se apropia del partido y lo llevan inclusive en coalición con el PRI en la elección local de 2007, con esa elección se produjo un proceso de cancelación de la liberalización política y se da el retorno al autoritarismo en Veracruz, hay que reconocerlo fue el primer experimento exitoso, después siguió en 2009, Puebla y Oaxaca, entidades que imitaron el modelo de regresión autoritaria local.

Que lo anterior, sirva de explicación histórica del modus operandi burdo y demasiado evidente de las mentes más retardatarias políticamente hablando, por eso puede decir que financieramente “Deantes” estaba la operación de fragmentar al PRD ante la imparable alianza con el PAN, imparable porque el arreglo es nacional no estatal, por más que intenten dividir aún más al PRD sus acciones no tendrán ningún efecto en una decisión ya tomada en el centro del país.

Puedo abundar en ese sentido, ¿quién financió una asamblea estatal de la disidencia perredista?, porque no hay prerrogativas legales que fundamenten ese hecho, hay que preguntarles a los perredistas disidentes ¿cuál es el principal motivo de su división?, porque no es ideológica, esa ni lo conocen, porque no observo a ninguna mente ilustrada de la izquierda en ese grupo, sólo han balbuceado sus diatribas en las prerrogativas, -único motivo de la disputa-, en fin el botín, es el referente primario que he leído, no hay visos de modernizar al PRD en pleno proceso de fragmentación frente a MORENA; en fin sólo se comportan como súbditos frente al poder priista, quizá se tendría que buscar en esas alianzas inconfesables que datan de la Facultad de Derecho, allí está también parte de la clave: Deantes en Los Lagos.