El limón se cultiva solo, o asociado con otros frutales como el mango, cocotero, tamarindo, guanábana, papayo, etc.

La asociación más común es limón-cocotero, y fue muy utilizada hace algunas décadas por las ventajas de tener ganancias económicas por el producto de ambos cultivos y con un mínimo costo de inversión adicional.

La asociación del limón con otros frutales puede tener desventajas como: distintos requerimientos de agua de los cultivos, riesgo de daños por plagas y enfermedades para ambos frutales y labores culturales diferentes.

 

SISTEMAS DE 

PRODUCCIÓN

Los limones cultivados en forma libre no compiten con otros cultivos por el agua, luz y nutrimentos; el crecimiento de los árboles es uniforme; se facilita el manejo y la cosecha y se alcanza el máximo potencial de producción y calidad de fruta, pudiendo lograr un incremento de la producción en un 100% en comparación con la asociación limón-cocotero.

Se han asociado cultivos anuales con limón durante los 2 ó 3 años después de la plantación. En lugares con lluvias adecuadas, el maíz y el sorgo han dado buenos resultados y en las regiones con riego, las hortalizas como la sandía, melón y pepino han permitido ganancias aceptables. Una desventaja es que algunas plagas de cultivos asociados pueden afectar al limón.

REQUERIMIENTOS AGROCLIMÁTICOS

El limón se adapta a varios climas y tipos de suelo. Sin embargo, los climas cálidos son los más favorables para su crecimiento y producción. Las condiciones adecuadas para el limón se indican en el Cuadro.

 

Requerimientos Agroecológicos del Limón

En relación al tipo de suelo, en Colima los árboles son de mayor altura, hay una mayor producción y calidad de fruta que en Michoacán, debido a que en Colima es más profundo el perfil del suelo y en Michoacán hay barreras físicas que afectan el crecimiento de las raíces.

El clima seco y los suelos delgados de Michoacán contribuyen a que en este estado se tenga producción de fruta en épocas distintas a las de Colima.

Por otra parte, en los estados de Oaxaca y Guerrero hay suelos favorables para el limón mexicano, pero las altas precipitaciones pluviales favorecen el desarrollo de enfermedades que limitan la producción.

 

POR YEMA O INJERTO:

Ventajas: Los árboles injertados presentan las características de la planta madre y son uniformes en rendimiento y calidad. Son precoces para entrar en producción. Su porte menos vigoroso permite un mejor manejo y una mayor cantidad de plantas por superficie.

Desventaja: Se pueden transmitir enfermedades como la Tristeza, Psorosis, Exocortis y Caquexia. La propagación por injerto comprende las etapas siguientes:

a) Selección de portainjertos. No existe un portainjerto perfecto, pero se debe de considerar que el patrón es el sostén e influye en el vigor y el tamaño del árbol del limón, además de ser el que absorbe el agua y nutrimentos del suelo y puede adaptarse a suelos con condiciones adversas para el limón mexicano.

Al seleccionar un patrón se debe de tomar en cuenta su tolerancia o debilidad a enfermedades, su adaptación a suelos profundos o delgados, el contenido de sales y caliza, así como la productividad y calidad de la fruta.

b) Preparación de almácigos. La metodología para la producción de plantas en vivero es la siguiente:

Obtención de la semilla (Apéndice Técnico de la Norma NOM-079-FITO-2002) para evitar la diseminación de enfermedades y/o para utilizar material puro genéticamente de alta calidad, se recomienda adquirir semillas de portainjertos en Huertas Productoras de Semilla Certificadas en México ó autorizadas por la SAGARPA en el extranjero.